CMS, LMS y LCMS. Definición y diferencias

Artículo publicado en el Especial de CMS de Comunicación y Pedagogía
Artículo publicado en el Especial de CMS de Comunicación y Pedagogía

Explicación de los conceptos CMS (Content Management Systems), LMS (Learning Management Systems) y LCMS (Learning Content Management System), dando a conocer sus diferencias y detallando las características particulares de estos tipos de sistemas.


La diferencia fundamental entre el eLearning y la enseñanza tradicional a distancia está en la combinación de tres factores esenciales: el seguimiento, el contenido y la comunicación (en proporción variable y en función de la materia a tratar en cada caso). A la hora de aplicar y gestionar de forma virtual estos tres elementos o factores, puede resultar interesante conocer a priori las diferencias entre los principales Sistemas de Gestión de Contenidos con los que podemos contar: CMS (Content Management Systems), LMS (Learning Management Systems) y LCMS (Learning Content Management Systems). Para sintetizar las diferencias fundamentales entre el concepto general de CMS y el específico de LMS, y su evolución hacia LCMS, detallaremos a continuación las características particulares de estos tipos de sistemas, repasando sus definiciones y aspectos diferenciadores entre ellos.

¿Qué es un CMS?

Un Sistema de Gestión de Contenido-CMS (Content Management System, en inglés) es un software que permite la creación y administración de los contenidos de una página Web, principalmente, de forma automática. Así, con él podemos publicar, editar, borrar, otorgar permisos de acceso o establecer los módulos visibles para el visitante final de la página. El CMS está formado por 2 elementos:

  • La aplicación gestora de contenidos (CMA): El elemento CMA permite al gestor de contenidos o autor realizar la creación, modifi cación y eliminación de contenido en un sitio Web sin necesidad de tener conocimientos de lenguaje HTML.
  • La aplicación dispensadora de contenidos (CDA): El CDA usa y compila la información para actualizar el sitio Web.

En definitiva, cuando hablamos de un CMS nos referimos a una interfaz que controla una o varias bases de datos donde se aloja el contenido del sitio. Las características de un CMS pueden variar, pero la mayoría incluye publicación basada en Web, indexación, revisión, búsqueda y recuperación de la información.

El sistema permite manejar de manera independiente el contenido por una parte y el diseño por otra. De esta manera, es posible manejar el contenido y variar en cualquier momento el diseño del sitio sin tener que darle formato a todo el contenido de nuevo. Además, permite de manera fácil y controlada la publicación en el sitio a varios editores –con la debida autorización previa– para que éstos puedan escribir artículos, proponer votaciones, defi nir la apariencia y el funcionamiento de los interfaces gráfi cos (el denominado look & feel) del sitio, entre otros aspectos.

Existen CMS de diferente tipología en función de gustos, tamaños y bolsillos: desde los dirigidos a grandes empresas, hasta los de publicación individual; desde los que cuestan varios miles de euros, hasta los open source; y desde los que son para servidores Linux, hasta los que se basan en el sistema Windows.

¿Qué es un LMS?

Un Sistema de Gestión de Aprendizaje-LMS (Learning Management System) es un software que automatiza la administración de acciones de formación. Son variadas las funcionalidades de un LMS: registra a todos los actores que intervienen en el acto de aprendizaje (alumnos, profesores, administradores, etc.), organiza los diferentes cursos en un catálogo, almacena datos sobre los usuarios, realiza un seguimiento del aprendizaje y la temporización de los trámites y genera informes automáticamente para tareas de gestión específicas. También desarrolla procesos de comunicación, e incluso algunos LMS permiten posibilidades de autoría de contenidos. Éstos serían los que se conocen como Sistemas de Gestión de Contenidos de Aprendizaje LCMS (Learning Content Management Systems, en inglés) y que comentaremos más adelante.

Habitualmente, el LMS lo emplean las organizaciones que poseen un volumen considerable de cursos diferentes y para ello se les hace necesario el uso de una herramienta tecnológica que les permita gestionarlos con efectividad y de forma práctica.

La mayoría de LMS están basadas en la Web para facilitar en cualquier momento y en cualquier lugar y a cualquier ritmo el acceso a los contenidos de aprendizaje y administración.

Al igual que ocurre con los CMS, podemos encontrar LMS de diferente tipología, ya sea bajo licencias propietarias o LMS tipo open source.

En definitiva, podríamos decir que un LMS puede considerarse como un CMS de propósito específico, concretamente educativo, que potencia las posibilidades de colaboración e interactividad que puede ofrecer un espacio virtual, siempre que se empleen los recursos adecuados para tal finalidad. Los LMS, por tanto, se adecuan a los propósitos específicos del denominado eLearning (aprendizaje en línea).

Un LMS proporciona por tanto:

  • Tecnologías transmisivas (por ejemplo mediante una presentación que se agregue al curso).
  • Tecnologías interactivas (mediante cuestionarios, actividades, etc.).
  • Tecnologías colaborativas (mediante foros, wikis, etc.).

¿Qué es un LCMS?

Un Sistema de Gestión de Contenidos de Aprendizaje-LCMS (Learning Content Management System, en inglés) es una aplicación de software que combina las capacidades de gestión de cursos de un LMS con las capacidades de almacenamiento y creación de contenidos de un CMS. Los LCMS se acercan a la denominación en castellano de “campus virtuales”. Permite la creación y el desarrollo eficiente de contenidos para el aprendizaje proporcionando las herramientas necesaria a autores, diseñadores instruccionales y expertos del tema.

Tal y como se defi ne específi camente en la Wikipedia: “el LCMS se utiliza para crear y manejar el contenido de una parte de un programa de educación, por ejemplo un curso”. Normalmente se crean partes de contenido en forma de módulos que se pueden personalizar, manejar, y que se pueden usar en diferentes ocasiones (son los denominado objetos de aprendizaje u OAs). Así, en lugar de apoyar el desarrollo totalizador de cursos, lo que hace un LCMS es ayudar a diseñadores instruccionales a crear módulos o bloques de contenido reutilizable (OAs), que luego se distribuirán según convenga en cada caso, por los diseñadores de los cursos. Por otro lado, cabe comentar que el LCMS sigue los estándares de la enseñanza digital IMS, AICC y SCORM.

Diferencias entre un CMS y un LMS

En un intento por precisar de forma simple cuáles son las diferencias fundamentales, desde el punto de vista de gestión de contenidos, entre un CMS y un LMS, podemos sintetizar a grandes rasgos que el LMS administra y gestiona contenidos formativos y el CMS de cualquier ámbito, y una diferencia es que el LMS permite herramientas de comunicación para la actividad docente, mientras que el CMS no las incluye, ya que su finalidad está más orientada a la gestión de contenidos, más que a la gestión del aprendizaje.

Diferencias entre LMS y LCMS

Un LMS y un LCMS, aunque complementarios, son dos sistemas muy diferentes que sirven para distintos propósitos. Podemos decir que un LMS es un software que planifica y gestiona los eventos de aprendizaje dentro de una organización, incluyendo el aula online o virtual y los cursos dirigidos por un instructor. Por el contrario, un LCMS es un software para la gestión de contenidos de aprendizaje de los diversos programas de capacitación que se configuran en el desarrollo en toda la organización. En este segundo caso, se proporciona a los desarrolladores, autores, diseñadores instruccionales y expertos en la materia los medios para crear y reutilizar el contenido de aprendizaje y reducir la duplicación de los esfuerzos de desarrollo, ya que un LCMS crea, almacena, ensambla y entrega de forma personalizada el contenido en forma de objetos de aprendizaje específicos. Un LMS nos ayuda a gestionar la administración de una enseñanza o de un curso en todos sus aspectos: gestionar usuarios, recursos, actividades, módulos, permisos, generar informes, evaluaciones, calificaciones, comunicación de foros, videoconferencias, chats y demás. Un LCMS es lo mismo que un LMS pero con una particularidad, que es la propia de los CMS: el hecho de poder administrar todos los contenidos del sistema.

Alicia Cañellas Mayor

Autor: Alicia Cañellas Mayor

Pedagoga especializada en creación de contenidos didácticos, diseño de aprendizajes virtuales y educación 2.0. Consultora y fundadora de varias iniciativas emprendedoras basadas en formación, innovación y TIC.


FavoriteLoadingGuardar en mi archivo personal

Pin It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *