Los códigos QR aplicados a la educación

Artículo publicado en Comunicación y Pedagogía

Artículo publicado en Comunicación y Pedagogía

En este artículo se presentan los códigos QR (Quick Response Barcode), una tecnología que permite cifrar de forma rápida texto plano en formato de código de barras, y se explican algunos de sus posibles usos a nivel educativo.


Las siglas QR hacen referencia al término Quick Response Barcode. Esta tecnología permite cifrar, de forma rápida, texto plano en formato de código de barras. Su nombre proviene de la frase Quick Response (respuesta rápida) ya que se diseñó para ser descodificado a alta velocidad. Los códigos QR son un mobile tag, es decir, un conjunto de imágenes bidimensionales que se descodifican con un teléfono móvil y que permiten dar información más directa al usuario. Estos códigos existen desde hace tiempo pero se han popularizado gracias a la proliferación de lectores para teléfono móviles inteligentes (smartphones). Los códigos QR fueron inventados por la compañía japonesa Denso-Wave en 1994 para la administración y el control de sus inventarios. Sólo en Japón, más de 30 millones de personas tienen un lector de QR. Esto es debido a que esta tecnología tiene un coste muy bajo, ya que la empresa Denso-Wave no ha reclamado la patente, por lo que se trata de un mobile tag de código abierto y de licencia libre.

La inclusión del software que lee códigos QR en teléfonos móviles permite nuevos usos y ya son muchos los sectores que lo están utilizando para compartir información de una forma visual. Pero, ¿cómo funciona? Simplemente tenemos que abrir el lector de códigos de barras del móvil y apuntar hacia el código QR. El software lo captura, lo lee y lo convierte en un enlace a Internet. Al cabo de pocos segundos aparece en pantalla la información y podemos utilizarla.

Los códigos QR, como los códigos de barras tradicionales, son una representación de información interpretable por una máquina en formato visual. El tipo de información que contiene es de tipo binario y está dispuesta en una sucesión de cuadros blancos (=0) y negros (=1) sobre una superficie bidimensional. Estos códigos tienen algunos límites en cuanto a su contenido:

  • Contenido numérico: 7.089 caracteres.
  • Contenido alfanumérico: 4.296 caracteres.
  • Contenido binario: 2.953 caracteres.

En España, el primer sector en desarrollar esta tecnología fue el de telefonía móvil. Movistar desarrolló su propio código QR, el código BIDI, para escribir mensajes, realizar llamadas, navegar por Internet o descargar juegos y aplicaciones. Generalmente se confunde los códigos QR con los códigos BIDI. La principal diferencia entre ambos radica en que los códigos BIDI son propios de Movistar y, por este motivo, no son libres ni gratuitos. Para leer un código BIDI con un dispositivo móvil es necesario disponer de un lector propio de Movistar. Además, los códigos QR tienen mayor capacidad y ofrecen más posibilidades. A nivel gráfico también podemos diferenciarlos ya que los QR tienen tres pequeños cuadrados en tres de sus esquinas y los BIDI carecen de ellos.

Las aplicaciones de estos códigos no se limitan única y exclusivamente a la telefonía móvil. Cada día vemos códigos QR aplicados y distribuidos en soportes y lugares diferentes.

Generar códigos QR

En Internet existen páginas para crear códigos QR de manera rápida, sencilla y personalizada. A continuación presentamos algunos sitios web que te permitirán hacerlo de forma gratuita:

Kaywa (http://qrcode.kaywa.com). Generador web que nos permite configurar casi todos los aspectos de nuestro código QR a través de un formulario. Ofrece la posibilidad de generar el código en distintos tamaños. Tiene una limitación de 250 caracteres.

UQR (www.uqr.me). Es una red social sobre código QR. Permite generar códigos QR de manera dinámica y gratuita. Para ello, primero debemos registrarnos. Esto nos permitirá modificar y actualizar la información de nuestros códigos publicados sin necesidad de volverlos a crear.

GoQR (http://goqr.me). Aplicación web para generar códigos QR. Una vez rellenados los datos, el código QR puede ajustarse a diferentes tamaños. No sólo para crear códigos de URLs, sino también números de teléfono, textos, tarjetas de visita, etc.

QRCode (http://qrcode.es). Sencillo generador de códigos QR. Funciona sin necesidad de ningún tipo de instalación ni registro. Debemos indicar la información que debe contener y el tamaño resultante. El código puede descargarse o publicarse en Internet.

QR-Code Tag Extension de Google Chrome (https://chrome.google.com/webstore/detail/bcfddoencoiedfjgepnlhcpfikgaogdg). Con la instalación de esta extensión del navegador Chrome, podemos generar un código al hacer clic con el botón

Leer códigos QR

Para aprovechar las posibilidades que nos ofrecen estos códigos, tenemos que disponer de dispositivos que nos permitan leerlos. Las aplicaciones de lectura de códigos de barras a través de la cámara del teléfono empiezan a ser unas de las más demandadas por los usuarios. Estas apps permiten registrar el código de barras y, gracias a la conexión a Internet, obtener más información. Tenemos a nuestra disposición aplicaciones tanto para escritorio como para dispositivos móviles con cámara. Para dispositivos móviles existe una gran gama de programas de este tipo donde poder elegir. No sucede lo mismo si queremos leerlos desde un ordenador. El siguiente listado recoge algunas de las aplicaciones que podemos utilizar para descodificar estos códigos desde nuestro escritorio.

Bar Capture (www.jaxo-systems.com/solutions/barcapture). Programa que nos permite descifrar códigos QR desde el PC. Hay que registrarse para bajar el software. La compañía responsable del producto pone a disposición del visitante de su web un foro donde resolver sus dudas.

QuickMark (www.quickmark.cn). Ofrece lectores para PC y teléfonos móviles. Igual que en el caso anterior, para realizar cualquier descarga es necesario registrarse previamente. Con QuickMark sólo hace falta encuadrar y disparar la cámara, el programa se encargará de descifrar la información.

ZXing Decoder Online (http://zxing.org/w/decode.jspx). Aplicación que permite descodificar estos códigos vía web. Para utilizarlo hay que seleccionar el archivo de imagen ubicado en el ordenador o en una dirección de Internet. Es necesario que la imagen digital sea de alta calidad.

 

Aplicaciones educativas

Los usos de los códigos QR se han multiplicado y el ámbito educativo está explorando su utilización. La gran innovación de los códigos QR consiste en conectar los objetos reales con cualquier contenido web. Los dispositivos móviles son capaces de leer estos códigos desde cualquier superficie, ya sea impresa o en pantalla. De este modo, un documento en papel puede convertirse en un material multimedia si se utiliza a través de un dispositivo móvil. Esta forma de recibir información es más económica, lo que puede ayudar a que las editoriales exploren la viabilidad de ligar los contenidos multimedia con los soportes impresos.

En el campo educativo existen varios proyectos sobre el uso de códigos QR. Éste es el caso de QR Edu (www.qredu.net), una plataforma dirigida al profesorado para que pueda generar actividades educativas y lúdicas con sus alumnos basadas en esta tecnología. Si nos animamos, lo mejor es empezar por pequeñas actuaciones.

Cómo siempre que se trata de la llegada de alguna nueva tecnología en el aula, su introducción y adopción será lenta. Pero es interesante pensar en las aplicaciones que, a nivel educativo, puede tener este desarrollo. Uno de los principales usos educativos de estos códigos en las aulas consiste en la vinculación de los contenidos educativos en  formato papel con recursos situados en Internet:

  • Textos con información adicional.
  • Baterías de preguntas sobre un tema.
  • Acceso a foros de discusión.
  • Enlaces con recursos clasifi cados por temas.
  • Demostraciones prácticas de determinados procesos.
  • Mapas o coordenadas.
  • Contenidos multimedia de diferente tipología (audios, vídeos, animaciones, etc.).

Como estamos viendo, esta tecnología presenta aplicaciones directas en aula. Al ser un sistema de almacenamiento de información pueden servir para ampliar una materia. Ante todo, destaca por su practicidad, al no tener que teclear se reducen los errores y se simplifica el acceso.

En resumen

Estos códigos QR son una manera muy práctica de agrupar información y obtenerla. Su éxito se debe a su estándar abierto y a su uso asociado con los teléfonos móviles. Este hecho ofrece muchas oportunidades y, como hemos visto, el ámbito educativo también puede benefi ciarse de esta tecnología. Existe un sinfín de aplicaciones donde el uso de estos códigos demuestra todo su potencial para almacenar información. Además, la utilización de esta tecnología puede ser una forma diferente de atraer la atención del alumnado en clase.

Jaume Vila Rosas

Autor: Jaume Vila Rosas

Jaume Vila Rosas es Pedagogo y editor de contenidos educativos en soporte digital. Actualmente está cursando el Máster de Educación y TIC en la Universitat Oberta de Catalunya (UOC).


FavoriteLoadingGuardar en mi archivo personal

Pin It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>