Videojuegos y salud

Artículo publicado en el Especial de TIC en el aula de Comunicación y Pedagogía
Artículo publicado en el Especial de TIC en el aula de Comunicación y Pedagogía

Presentación de los resultados de una serie de estudios que versan sobre el uso de videojuegos para mejorar la salud.


La industria de los videojuegos, que lleva ya varios años facturando más que la poderosa industria cinematográfica, ha vuelto a marcar este año cifras récord en todo el mundo. Con las grandes ventas de diciembre, los beneficios han alcanzado cifras millonarias en todo el mundo. Lo que muchos de sus consumidores no saben es que los videojuegos, además de ser el elemento central de ocio para muchos hogares, también puede ser usado como instrumento para mejorar la salud.

Visión

Según un estudio llevado a cabo por la Universidad de Rochester (Estados Unidos), las personas que juegan con videojuegos de acción durante algunas horas al día durante un mes mejoran su visión en torno a un 20%. En contra de lo que suelen advertir los padres a sus hijos, jugar a videojuegos de acción es bueno para la vista.

Daphne Bavelier, profesora de Ciencias Cognitivas y del Cerebro, en un artículo publicado en Internet, informa que “los videojuegos de acción operan cambios en el modo en que nuestro cerebro procesa la información visual”.

“Estos juegos llevan al límite el sistema visual humano y el cerebro se adapta a eso. Ese aprendizaje se transfiere a otras actividades y posiblemente a la vida cotidiana”, agregó la especialista norteamericana.

Este estudio comenzó con la evaluación de un grupo de estudiantes que habían jugado muy poco, o nada, con videojuegos en el último año.

Los sujetos analizados fueron sometidos a un examen de la vista similar al empleado en las clínicas oftalmológicas, y luego fueron divididos en dos grupos. Los componentes del primero jugaron a Unreal Tournament, un juego de acción en primera persona, durante una hora al día. El segundo grupo dedicó esa hora diaria a jugar al famoso puzzle Tetris, visualmente menos complejo. Un mes después, los investigadores volvieron a someter a los participantes a las mismas pruebas de visión del principio y descubrieron que aquellos que habían practicado con los juegos de mayor acción obtenían mejores calificaciones en el examen visual. Apoyándose en estos resultados, los investigadores señalaron que jugar a estos videojuegos podría ayudar a pacientes con varios tipos de defectos visuales.

Obesidad infantil

Virginia Occidental, el estado norteamericano con el peor problema de obesidad infantil de EE.UU., está ultimando un plan para usar el juego de Konami Dance Dance Revolution para luchar contra el sobrepeso en los colegios. El estado apoya su decisión en una serie de investigaciones que sugieren que la medida ayudaría a frenar el aumento de peso. El trabajo con el videojuego se haría después de las clases.

Los resultados preliminares de un estudio de 24 semanas sobre 50 niños obesos o con sobrepeso, de entre 7 y 12 años, mostraron que aquellos que usaron el juego durante al menos 30 minutos cinco días por semana mantuvieron su peso y redujeron algunos factores de riesgo de enfermedades del corazón o diabetes.

En el trabajo se incluyó a una docena de niños que no jugaron durante las primeras 12 semanas, y que sí lo hicieron durante el resto del estudio. Los pequeños engordaron una media de 2,7 kilogramos durante la primera parte pero vieron cómo su peso se estabilizaba en la segunda mitad.

El estudió no controló la comida ingerida, dijo Emily Murphy, pediatra de la Escuela Universitaria de Medicina de Virginia Occidental, que formó parte del equipo de investigación.

Murphy dijo que, antes del estudio, la mayoría de los niños habían dicho sentirse torpes en su participación en el gimnasio y en la actividad física del colegio. Pero después se sentían más confiados y querían probar con otros ejercicios, añadió.

Foto del avatar

Autor: Raül Mercadal Orfila

Raül Mercadal Orfila es licenciado en Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) y responsable de redacción de las revistas Comunicación y Pedagogía y Making Of.


FavoriteLoadingGuardar en mi archivo personal